31/7/18

El Pleno de Motril aprueba la revisión parcial del Suelo no Urbanizable que posibilitará el aumento de la zona cultivable


La ampliación, de unas 826 hectáreas netas, permitiría la creación de nuevos invernaderos y la regularización de aquellos que no lo están

El Pleno del Ayuntamiento de Motril ha ratificado por mayoría, con los votos a favor de PSOE, PA y PP y la abstención de IU, la aprobación inicial de la revisión parcial del Suelo no Urbanizable (SNU). Mediante una serie de cambios del PGOU se quiere favorecer el aumento de la zona agrícola cultivable, incrementando la superficie de suelo para la implantación de nuevos invernaderos, así como regularizar aquellos que actualmente se encuentran en situación irregular.

El teniente de alcalde responsable de Medioambiente, Antonio Escámez, ha explicado que cuando el actual equipo de Gobierno se hizo cargo de la alcaldía se encontró con el expediente de ampliación de la zona de cultivos bajo plástico plagado de observaciones por parte de la Junta de Andalucía que dificultaban su tramitación.

“Dentro de los problemas que encontramos, no se admitía la regulación de los invernaderos ya existentes que se construyeron en zonas hoy prohibidas, la limitación de los taludes a una altura máxima de 3 metros, así como la limitación de la pendiente al 20% y la necesidad de hacer análisis arqueológicos en todo el ámbito que se quisiera convertir en superficie cultivable”, ha señalado Escámez.

El responsable de Medioambiente ha subrayado que los técnicos del Ayuntamiento han trabajado intensamente durante tres años para resolver todas las observaciones y llevar a cabo todas las gestiones con la Junta de Andalucía.


“La Junta ha mostrado una gran disposición acerca de este tema. La agricultura es el principal motor económico y generador de empleo de la zona, y la ampliación de la superficie supondría cientos de nuevos trabajos”, ha afirmado Antonio Escámez, quien ha remarcado que, a pesar de las numerosas modificaciones legislativas en materia de evaluación ambiental tras la sentencia de Marbella, lo que ha hecho que el procedimiento se haya retrasado hasta su completa definición, “se ha seguido trabajando para ir perfilando todas las cuestiones con el fin de agilizar al máximo los trámites y que Consistorio y agricultores puedan sacar adelante cuanto antes los proyectos de ampliación de superficie cultivable bajo plástico”.

El teniente de alcalde ha aseverado que si todo marcha bien, la ampliación sería de unas 826 hectáreas netas, gracias a las que se incrementaría el suelo a disposición de los agricultores, lo que contribuirá a la creación de más empleos en este sector y a incrementar las producciones de hortalizas y las exportaciones de las mismas.  Además, esta modificación también va a permitir la construcción de edificaciones anexas vinculadas a las explotaciones agrícolas como aseos o comedores para los trabajadores. 

“Continuamos trabajando, con reuniones resolutivas y con muy buena sintonía con la Junta. Si todo marcha como esperamos, podríamos ver los primeros resultados para febrero del año que viene”, ha añadido.

Por último, tanto el teniente de alcalde responsable de Medioambiente, Antonio Escámez, como la alcaldesa de Motril, Flor Almón, han incidido en el compromiso del equipo de Gobierno con los agricultores y en la necesidad de trabajar “todos juntos” para que se vea incrementada su superficie cultivable, “lo que nos permitirá ser más competitivos, crear empleo y seguir destacando dentro de Europa como uno de los lugares punteros dentro del sector”.

El IES La Zafra de Motril acoge este verano las obras de modernización y ampliación de las instalaciones para Automoción



La Junta destina una inversión de 740.000 euros, que permitirá la remodelación de talleres con la renovación integral del edificio

El Instituto de Enseñanza Secundaria La Zafra, en Motril, vive este verano un proceso de transformación con las obras de modernización, ampliación y renovación de dependencias, en las que la Consejería de Educación destina 740.000 euros. Las obras, que se desarrollan conforme a lo previsto y a buen ritmo, tienen como objetivo la renovación del edificio en donde impartir los Ciclos Formativos de Carrocería y Electromecánica de Vehículos Automóviles, así como para la implantación del de Técnico Superior en Automoción. El proyecto permitirá ampliar la entreplanta de la nave taller, de forma que se eliminarán los problemas de accesibilidad existentes.

El delegado de Educación, que visitó las instalaciones, afirmó que “estamos realizando una mejora de calado en este centro, que supondrá una adecuación de los talleres que, sin duda, contribuirá a que los alumnos reciban una mejor formación y en unas condiciones más confortables”. Destacó la importante inversión “en un centro tan emblemático en Motril y, por supuesto, en toda la zona de la costa de la provincia como es el IES La Zafra. Un centro, además, especialmente involucrado en el desarrollo de la Formación Profesional”.

Las obras del IES La Zafra tienen en esta ocasión una magnitud importante que hacen imposible terminarlas durante el verano. No obstante, se han tomado todas las medidas necesarias para que su desarrollo no suponga una molestia en el centro educativo. Los trabajos cuentan con un plazo de ejecución de seis meses.

Asimismo, se dotará al instituto de las instalaciones necesarias para la labor docente, tales como anti deflagrantes, aire comprimido, plano aspirante o reparaciones de cubierta. También se renovarán las instalaciones eléctricas y de fontanería y se adecuarán los revestimientos a las condiciones acústicas establecidas por la normativa vigente.

Por último, se plantean otras mejoras como la renovación de los sistemas de climatización o ventilación y la sustitución de carpinterías de acero por aluminio. En total, las obras supondrán la reforma de unos 800 metros cuadrados del edificio.

Esta intervención, que está previsto cofinanciar por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) dentro del programa operativo de Andalucía 2014-2020, forma parte del plan de actuaciones en Formación Profesional incluido en el Plan de Infraestructuras y Equipamientos de la Enseñanza no Universitaria de la Consejería de Educación para 2018, que se ejecuta a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación.

La Junta pone en marcha una campaña de retirada de plásticos agrícolas en las principales zonas de cultivo y cauces fluviales




Apela a la colaboración de ayuntamientos y particulares para poder acceder a todos los terrenos en los que se está acumulando este tipo de restos

La Junta de Andalucía ha iniciado el proceso para poner en marcha una campaña de retirada de plásticos en terrenos y cauces fluviales de las principales zonas agrícolas de invernadero, localizadas en las provincias de Almería, Granada y Huelva. La iniciativa, encaminada a salvaguardar la salubridad e higiene en puntos en los que se están acumulando muchos de estos restos, la desarrollan conjuntamente las consejerías de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Pese a que la gestión de estos restos agrícolas es una competencia que no corresponde a la Junta, la Administración andaluza ha decidido llevar a cabo esta campaña con presupuesto propio ante las incidencias que se están detectando en estas provincias por el abandono indiscriminado de plásticos de invernaderos y los problemas de imagen y salubridad que están generando.

La actuación ha comenzado con la identificación de las zonas donde se acumulan estos residuos, la cuantificación de su volumen y la identificación de la titularidad de los terrenos, para lo que se solicitará colaboración al sector y a los ayuntamientos. Inmediatamente después, se procederá a la limpieza de esas zonas.

La retirada se llevará a cabo en todos los espacios en los que se estén abandonando estos plásticos agrícolas, por lo que desde la Administración andaluza se hace un llamamiento a la colaboración de todas las partes implicadas. Así, se insta a los ayuntamientos a que señalen los puntos que se están utilizando como vertederos y se solicita a los particulares que faciliten el acceso a los terrenos de titularidad privada.

En la actualidad ya hay técnicos de Tragsa (Empresa de Transformación Agraria SA), a la que se ha hecho el encargo de gestión, realizando la primera evaluación en los territorios con mayor concentración de cultivos intensivos para identificar los principales puntos con problemas. En esta línea, ya han terminado el diagnóstico de algunas zonas, como es el caso del término municipal de Vícar (Almería).

Desde las consejerías de Agricultura y Medio Ambiente se subraya que se actúa tanto por responsabilidad como para salvaguardar la imagen del campo andaluz y del propio sector. En este sentido, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha insistido en la necesidad de la máxima colaboración de todas las partes “ya que, bajo ningún concepto, se puede consentir que en el campo se tiren plásticos sin control, algo que no sólo supone un importante problema medioambiental sino que también da una mala imagen de nuestro campo, una imagen que hoy es modélica y así tiene que seguir siendo”. Igualmente, ha advertido de que esta actuación extraordinaria debe ser posteriormente mantenida por los propios agricultores y los ayuntamientos, con vigilancia para evitar nuevos vertidos y sanciones a los infractores.